MOTOR | Jeep® Grand Cherokee Trackhawk 2018


El SUV más galardonado y más capaz del planeta se ha transformado en el más potente y rápido del mundo – gracias a su impresionante motor V-8 de 6.2 litros supercargado – el modelo está equipado con una potencia inigualable de 707 caballos de fuerza.

Los nuevos e inigualables 707 caballos de fuerza con motor supercargado se combinan con una mejorada transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades y una elevada capacidad de torque. El modelo también cuenta con una dinámica de conducción en carreteras de clase mundial y nuevos frenos Brembo que proporcionan un nuevo nivel de rendimiento: de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.5 segundos, un cuarto de milla en 11.6 segundos a 187 km/h, una velocidad máxima de 290 km/h y distancia de frenado de 100 a 0 km/h de 35 metros.

Fabricado en la planta de montaje Jefferson North de Detroit, Grand Cherokee Trackhawk 2018 llega a nuestro mercado con un precio de $1,849,900 pesos.

Motor

La potencia del Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018 reside en un motor V-8 de 6.2 litros supercargado que proporciona 707 caballos de fuerza y 645 libras-pie de torque.

El novedoso motor supercargado ha sido diseñado y fabricado utilizando únicamente los materiales más fuertes y duraderos. Su bloque de hierro forjado cuenta con tomas de agua entre los cilindros para un enfriamiento óptimo. Un cigüeñal de acero forjado con superficies de apoyo endurecidas por inducción es tan resistente que puede soportar presiones de encendido de hasta 1,600 psi (110 bar), lo que equivale a cinco sedanes familiares presionando sobre cada pistón cada dos revoluciones. El nuevo amortiguador de cigüeñal especialmente diseñado ha sido probado para soportar hasta 13,000 rpm.

Sus pistones forjados de aleación de alta resistencia, desarrollados utilizando medidas avanzadas de telemetría, se combinan con varillas de conexión forjadas utilizando un proceso de pulvimetalurgia e incluyen casquillos con una alta capacidad de carga y pistones cubiertos con carbono endurecido.

Los cilindros de aleación de aluminio de alta calidad sometidos a un tratamiento de calor se encuentran optimizados para una conducción térmica superior. Las válvulas de escape refrigeradas con sodio ofrecen una construcción como tallo hueco y cubiertas especiales de aleación de aluminio que alcanzan temperaturas de hasta 900 grados Celsius.

El supercargador de 2,380cc por revolución incluye refrigeradores de aire integrales. También dispone de una válvula electrónica de desvío integrada que regula la presión de la carga de aire hasta un máximo de 11.6 psi (80 kPa).

El supercargador se encuentra sellado permanentemente con aceite sintético de alto nivel, utiliza una relación de transmisión de 2.36:1 y alcanza una velocidad máxima de 14,600 rpm. El desacoplador del embrague unidireccional del sistema de tracción del supercargado mejora el refinamiento, mientras permite ajustar el sonido del motor de manera precisa para cautivar a los conductores del Jeep Grand Cherokee Trackhawk.

Entre las fuentes de aire del supercargador se incluye una toma de aire frío en la parte frontal inferior. Esta toma reemplaza a los faros de niebla del lado del conductor y ayuda a alimentar el acelerador de 92 milímetros.

El cigüeñal impulsa una bomba de aceite de tipo gerotor de alto flujo, la cual alimenta un circuito de lubricación que incluye ocho reactores de enfriamiento del pistón de alto flujo. Un intercambiador de calor aceite/aire de alta capacidad, montado en la parte delantera del Trackhawk, regula la temperatura del aceite cuando las condiciones de conducción son más duras, como en la pista.

Un nuevo sistema de enfriamiento de baja temperatura, compuesto por una bomba, un depósito, un intercambiador de calor y mangueras, ayuda a conservar el aire frío durante la conducción. Este sistema está diseñado para mantener la temperatura de las tomas de aire por debajo de 60 grados Celsius, en condiciones ambientales extremas, al tiempo que permite un flujo de aire de hasta 30,000 litros por minuto.

Un nuevo sistema de suministro de combustible ofrece dos bombas de modalidad múltiple de alto flujo. Este sistema se combina con las demandas de alto rendimiento del motor.

El rendimiento del Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018 se refuerza gracias a varias mejoras en los componentes de la transmisión. Estos elementos han sido diseñados para soportar la potencia adicional del torque procedente del motor supercargado.

La transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades de serie proporciona una respuesta de cambio mejorada, y rendimiento y maniobrabilidad más consistentes y de mayor calidad. Para determinar el mapa de cambios más apropiado, el software de la transmisión toma en cuenta diferentes variables como el gradiente de torque del motor o situaciones de reducción de velocidad y cómo detectarlas. Además, el modelo también analiza la aceleración longitudinal y lateral, los cambios de grado y las detecciones de fricción.

Grand Cherokee Trackhawk cuenta con el sistema de tracción en las cuatro ruedas Jeep Quadra-Track, que incluye un diferencial trasero electrónico de deslizamiento limitado y una caja de transferencia activa de una velocidad. La nueva caja de transferencia, permanentemente activa, utiliza una cadena más ancha y sus diferenciales están fabricados con acero forjado. El resultado es una mayor fortaleza y durabilidad.

El Control de Arranque de serie optimiza el rendimiento de Grand Cherokee Trackhawk mediante la coordinación del motor, la transmisión y la suspensión. De esta forma se consigue un arranque perfecto y una aceleración consistente en línea recta.

Un nuevo sistema de reserva de torque incluido de serie proporciona una respuesta del torque del motor mejorada y una aceleración más rápida del vehículo cuando se utiliza el Control de Arranque. Esto se consigue al activar previamente la válvula de desvío del supercargador para que genere potencia y minimice el tiempo de llenado del colector, mientras deja de suministrar combustible a los cilindros a nivel individual y controla el tiempo de chispa de la bujía. El resultado es una reserva de torque que puede ser utilizada inmediatamente en cuanto se vuelva a acelerar desde una posición de parada.

El sistema Selec-Track de Grand Cherokee Trackhawk utiliza un software de alto rendimiento para configurar previamente y distinguir las cinco modalidades dinámicas, incluyendo: Automático, Sport (deportivo), Track (pista), Snow (nieve) y Tow (remolque), lo que permite al conductor elegir el tipo de configuración que más se adapte a sus necesidades y a las condiciones ambientales. Las modalidades de conducción controlan, de manera independiente, el sistema de tracción en las cuatro ruedas, la transmisión, las palancas de cambios en el volante, la suspensión y la dirección electrónicamente asistida.

El Trackhawk también dispone de una modalidad personalizada que permite al conductor individualizar el rendimiento del vehículo mediante una experiencia de conducción ajustable. De esta manera se obtienen una multitud de combinaciones de sistemas del vehículo.

El Jeep Grand Cherokee Trackhawk cuenta con una suspensión delantera de brazo corto y largo (SLA, por sus siglas en inglés) independiente con resortes helicoidales. El modelo también cuenta con una suspensión de amortiguación adaptativa Bilstein (ADS, por sus siglas en inglés), brazos de control superior e inferior de aluminio (brazos en forma de “A”), articulaciones y abrazaderas de aluminio, y una barra estabilizadora ligera. La suspensión trasera tiene un diseño de brazo múltiple con resortes helicoidales y una suspensión de amortiguación adaptativa Bilstein. También cuenta con un brazo de control inferior de aluminio, brazos superiores independientes (tensión e inclinación), además de una barra estabilizadora ligera y un brazo de control de convergencia y divergencia.

Jeep Grand Cherokee Trackhawk tiene una capacidad de remolque de 7,200 libras.