PORSCHE 919 HYBRID, SEGUNDO Y TERCERO EN SILVERSTONE


A pesar de la bien calculada, pero significativa desventaja aerodinámica, Porsche peleó ayer por la victoria en Silverstone (Inglaterra) con el 919 Hybrid. Después de las seis horas de carrera en la prueba inaugural de la temporada del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA en el difícil circuito del Gran Premio de Gran Bretaña, el trío formado por Earl Bamber (Nueva Zelanda), Timo Bernhard (Alemania) y Brendon Hartley (Nueva Zelanda) cruzó la línea de meta a sólo 6,173 segundos del Toyota ganador, conducido por Sébastien Buemi (Suiza), Anthony Davidson (Gran Bretaña) y Kazuki Nakajima (Japón). Buemi vivió un apasionante duelo con Hartley en el último relevo, cuando sólo faltaban siete vueltas para terminar. El segundo Porsche 919 Hybrid, el del actual campeón del mundo Neel Jani (Suiza) y sus compañeros André Lotterer (Alemania) y Nick Tandy (Gran Bretaña) terminó tercero.

La primera carrera del WEC 2017 estuvo acompañada del frío y las condiciones meteorológicas cambiantes típicas de Inglaterra, con una baja temperatura ambiente y de la pista de alrededor de 11 grados centígrados, además de una ligera lluvia ocasional. Sin embargo, esto no afectó a los 50.200 aficionados presentes durante todo el fin de semana.

El Equipo Porsche LMP, ganador de las 24 Horas de Le Mans y campeón mundial en 2015 y 2016, lidera con 33 puntos la clasificación de Constructores, después de la primera de las nueve pruebas que componen el certamen, con Toyota en segundo lugar (26,5 puntos). En la clasificación de Pilotos, los representantes de Porsche son segundos y terceros, respectivamente.