ROBOT INTELIGENTE QUE REACCIONA A CADA GESTO


La planta de Volkswagen en Wolfsburg, pabellón 55, Laboratorio de Producción Inteligente. Luces de neón, paredes blancas, suelo brillante. Ninguna distracción del foco de atención centrado en la revolución técnica. En medio de la sala, Wolfgang Hackenberg y Johannes Teiwes están probando el robot. El área de trabajo mide 2 x 3 metros. Dos brazos de robot agarran e instalan ejes de transmisión y anillos de embrague, lo que es un juego de niños para muchos robots industriales y nada fuera de lo común en la industria automovilística, siempre que los robots trabajen detrás de una barrera de seguridad. No obstante, aquí se están desarrollando procesos innovadores. Por primera vez, humanos y robots están trabajando codo con codo, algo que solo es posible porque el robot muestra consideración y detecta qué es lo que las personas quieren que haga. Hackenberg y su equipo, junto con expertos del Centro de Investigación Alemán de Inteligencia Artificial (DFKI), han transmitido este aprendizaje al robot.

Hackenberg se acerca al robot. Inmediatamente, la máquina se ralentiza, aparta sus brazos y queda a la espera para poder seguir trabajando. “El robot detecta mi aproximación y me tiene en cuenta”, explica Hackenberg. “Es el requisito fundamental para la interacción persona-máquina”. Es una condición esencial para una forma completamente nueva de cooperación entre humanos y robots.

Hackenberg, de 36 años, tiene un doctorado en ingeniería. Dirige el Smart Production Lab de la planta de Volkswagen en Wolfsburg, una de las cinco incubadoras de desarrollo de tecnologías de la información del Grupo. Los otros centros se encuentran en Berlín, Munich y San Francisco. En estos laboratorios, los expertos trabajan en el futuro digital del Grupo Volkswagen en un ambiente propio de start-up. Junto con institutos de investigación y socios tecnológicos, están creando nuevas soluciones en los campos de la industria 4.0, big data, nuevas soluciones de movilidad, realidad virtual, internet de las cosas y conectividad.

En el Smart Production Lab de Wolfsburg, el foco principal se encuentra en la industria inteligente. En la fábrica digitalizada del futuro, maquinaria, equipamie