Reloj Carrera Heuer-02T “Black Phantom”


Seis meses después del lanzamiento del TAG Heuer Carrera Heuer-01, el modelo que sirve de columna vertebral para una nueva colección de cronógrafos de la firma con estilo propio y muy contemporáneos, la firma de relojes lanza TAG Heuer Carrera Heuer-02T, un cronógrafo automático con certificado COSC y dotado de un tourbillon volante de titanio y carbono. El modelo tiene una versión en edición limitada TAG Heuer Carrera Heuer-02T Black Phantom.

Este modelo se suma a la creación de un nuevo segmento de alta relojería con precios asequibles. Este reloj es un símbolo de tecnología, de alto nivel de calidad, de altas prestaciones, de maestría de la manufactura, de perfecto dominio de los procesos industriales y de los costes de fabricación. Todo ello le permite ser el único cronógrafo automático COSC Tourbillon de la industria suiza por debajo de los 15,000 CHF (unos 14,600 dólares) La versión TAG Heuer Carrera Heuer-02TBlack Phantom se ofrece a un precio de 19,900 CHF (unos 19,500 dólares) en edición limitada de 250 unidades numeradas.

El desarrollo se ha tomado directamente del ADN del cronógrafo CH-80 para interpretar dos de las complicaciones más célebres de la relojería tradicional: el cronógrafo y el tourbillon. Con 28,800 alt/h, el principal ejercicio técnico ha sido alojar en un único cubo las funciones del cronógrafo, el mecanismo de cuerda automática y el tourbillon volante en un diámetro de 32 mm con una separación máxima de sus contadores para ofrecer un buen equilibrio visual y moderno.El chasis industrial se ha desarrollado para optimizar el montaje en los talleres de la planta TAG Heuer de Chevenez. Alberga un tourbillon ligero fabricado a mano por cuatro relojeros e inspirado en el tourbillon delMonaco V4, cuyas partes centrales son de titanio y la parte superior, de carbono. Posee una reserva de marcha de más de 65 horas.

El movimiento va alojado en una caja de nueva generación. Es de titanio Grado 5, ligera y más resistente a los golpes, y con una original construcción modular en 12 elementos.Este diseño abre un amplío campo de posibilidades al poder combinar una infinidad de materiales, colores y acabados. El conjunto se completa con una correa de piel de aligátor negro cosida sobre caucho que ofrece un aspecto deportivo y con clase, muy del estilo TAG Heuer.